Antes de adoptar

¿Es el momento adecuado para adoptar un perro?

Tener un perro es una gran responsabilidad.  Recuerda que si cambias de idea después o si tu familia no está de acuerdo, siempre será el perro el que sufra las consecuencias.

Por favor, piénsatelo dos veces antes de adoptar un perro. Tú y tu familia deberíais aceptar estas cosas sobre vivir con un perro:

  • Algunos perros se hacen muy grandes y muy pronto dejan de parecer “peluches”.
  • Algunos perros ladran mucho.
  • Cuando sacas al perro a pasear, tienes que recoger los excrementos.
  • Los perros pueden ponerse enfermos y vomitar sobre tu alfombra.
  • Los perros pueden comerse tus muebles.
  • A los perros se les cae pelo.
  • Los perros se sienten muy solos cuando no estás en casa.
  • Los perros pueden morder tus cosas.
  • Los perros pueden ponerse enfermos y costarte un montón de dinero en el veterinario.
  • Los perros son especiales en cuanto a su comida.
  • Los perros saltan a veces sobre la gente.
  • Hay que lavar los platos y la cama del perro.
  • Hay que bañar al perro.
  • Los perros arañan, muerden y babean.
  • Los perros no entienden siempre lo que les estás diciendo (no hablan tu idioma).
  • A los perros se les pueden pegar pulgas, pueden tener parásitos internos, etc.
  • Algunos perros pueden escaparse y no volver.
  • Las perras manchan durante el celo y debes ocuparte de su método anticonceptivo.
  • Los perros pueden molestar al vecino y será responsabilidad tuya.
  • Los perros necesitan salir de paseo (tres veces al día como mínimo).
  • Los perros necesitan cosas como correas, collares y juguetes que cuestan dinero.
  • Los perros necesitan a alguien que cuide de ellos cuando te vas de viaje.
  • Los perros necesitan frecuentes cepillados.
  • Los perros necesitan ejercicio y cariño y atención (recuerda, tú decidiste tenerlo).
  • La familia o amigos pueden tener alergia a los perros.
  • Un perro necesita una educación que tú debes darle (no se educan solos).
  • Los perros babean en tus manos y en tu ropa.
  • Algún día, tu perro morirá.

Recuerda todas estas cosas sobre los perros.  Si alguna de ellas te preocupa o no crees que puedas llevarla a cabo, tal vez un perro no sea la mejor mascota para ti.

Puede que decidas que este no es el mejor momento para adoptar un perro.

Que tu casa no es el mejor sitio para un perro en este momento.

Que un perro no es el tipo de mascota del que mejor puedes cuidar.

Tomar la decisión acertada ayudará a un perro a vivir una vida más feliz.