Pit

Os adjunto la historia de Pit, ahora rebautizado como Timber, y su increible adoptante Angelika. Nuestra feliz pareja vive ahora en Munich Alemania. Angelika y su devoción y cuidados para rehabilitar a Timber son un ejemplo a seguir para todos. Gracias Angelika por salvarlo!

Aqui os dejo la carta que nos a enviado Angelika. No esta en perfecto castellano pero se entiende perfectamente:

Hace poco más de un año (fines de noviembre 2011) me decidí por este candidato a la muerte tan miedoso, y así, se le concedió la oportunidad de ser acogido y estar en un lugar seguro con Luis. Aun tardó hasta el 21 de enero 2012, después de mucho ir y venir, (Waltraud (GRACIAS) sabe lo que quiero decir) hasta que fui a Madrid a recibirle personalmente. Gracias de todo corazón también para mi apreciada Susana Difunde (Gracias) quien llevó a mi Timber 500 km hasta el aeropuerto!! Podéis imaginaros que muchos de mis conocidos pensaban que yo me había vuelto totalmente loca por tomarme todas estas molestias y por todo el esfuerzo. Pero yo sabía que era MI decisión y que era la correcta. Adopté a Timber prácticamente como un “paquete sorpresa”…………extremadamente miedoso, grande y un Podenco perro de caza!! No tenía ni idea de que iba a ser de nosotros o de que iba a ser de él!? Posiblemente fuera eso lo que me hizo decidirme por él en ese momento, aunque no sabía muy bien cómo iba a seguir todo. Pero sabía que no podía seguir SIN perro, daba igual lo que pasaba. No solo los que tienen perro saben de lo que hablo. • Ahora ya hace 10 meses que está aquí. Hace 6 semanas que ya vuelvo a dormir en mi propia cama!!!!! Yuppiiiieee!! 8,5 meses sobre el sofá no fue nada fácil, pero mereció la pena. Ahora Timber ya no tiene miedo a subir las escaleras hasta el dormitorio, aunque fuera más problemático para él bajar las escaleras por sus patas tan largas. Por las mañanas al bajar le ayudaba poniéndole las patitas poco a poco en cada peldaño con mis manos, hasta que por lo menos cogió confianza y perdía el miedo con mi ayuda. Una mañana, tenía yo que bajar al baño urgentemente, y le dejé arriba, solo, y entré al baño. Una vez dentro oigo de repente un ruido y….siiiiiiiiiii, no quería esperar solo arriba y bajó solito!!!! Desde entonces la escalera es historia para él. Había muchos escépticos por aquí, también muchos que tenían perros y que no querían creérselo y que conocían a Timber y que me decían que no podía ir bien con un perro tan traumatizado. Hoy, todos son fans de Timber y se alegran mucho cada vez que ven a este chico tan divertido salir de paseo y hasta ya pueden acariciarle. Hay tantas historias tan tristes, por eso quería haceros participes de esta historia tan bonita. Os deseamos a todos y a vuestros peludines una feliz noche.

zooplus.es