Preguntas frecuentes

DUDAS HABITUALES RESPONDIDAS

Dudas sobre adopciones

Si eres un posible adoptante pero aún tienes dudas, echa un vistazo a las preguntas más comunes ya respondidas para disipar tus dudas. Para cualquier otra consulta rellena el formulario de contacto o escríbenos a aradopciones@gmail.com

¿Por qué adoptar?

La relación con un animal alegrará nuestro día a día, nos enriquecerá como personas y nos ayudará a enfrentar las situaciones más complicadas gracias a la compañía de una mascota. Además, la convivencia con animales mejora nuestro estado de ánimo y de salud. 

El animal es una fuente de equilibrio para las personas; adoptar un animal estimula el cariño y nos ayuda a hacer más llevaderas las rutinas cotidianas. Se habla de beneficios de tipo fisiológico, psicológico y social.

Quienes han adoptado perros previamente abandonados, saben del valor de un animal fiel, incondicional y que nos agradecerá durante toda su vida el darle un hogar y nos devolverá nuestro cariño multiplicado por mil.

El adoptar a un animal no debe ser nunca una decisión tomada a la ligera, debe ser algo muy meditado ya que el animal que vaya a formar parte de su familia vivirá muchos años con usted y, por tanto, deberá prever en la medida de lo posible acontecimientos futuros que puedan afectar a dicho animal.

Antes de adoptar

Tener un animal es una gran responsabilidad. Recuerda que si cambias de idea después o tu familia no está de acuerdo, siempre será el animal quien sufra las consecuencias.

No regales nunca. Tu “regalito” podría ser no bienvenido y terminar abandonado. Adoptar una mascota es una decisión muy personal que requiere una gran responsabilidad.

No permitas que un niño elija la mascota. Ésta debería ser la decisión de un adulto responsable que evalúe cual sería la mascota ideal para su hogar y su familia.

Si piensas elegir una animal de raza. No lo escojas sólo por su apariencia, busca información sobre la raza; su personalidad y comportamiento y verifica si ésta es acorde a tu propia personalidad y paciencia.

Además, antes de adoptar, tanto tú como tu familia deberéis ser conscientes y aceptar los siguientes puntos:

  • Los animales necesitan cariño, atención y ejercicio (recuerda, tú decidiste tenerlo). Además, necesitarán educación/adiestramiento (no se educan solos).

  • Será tu responsabilidad el aseo del animal (baño, cepillado), tanto personal como de sus cosas (cama, comederos…).

  • Algunos animales se hacen muy grandes y pronto dejan de parecer “peluches”.

  • Perros y gatos viven hasta 20 años; será tu obligación cuidarlo hasta que muera.

  • Deberás cumplir con el calendario obligatorio de vacunaciones y desparasitaciones (tanto interna como externa).  Pueden ponerse enfermos; será tu responsabilidad atenderlos y costear el veterinario. 

  • No entienden siempre lo que les estás diciendo (no hablan tu idioma).

  • Se sienten muy solos cuando no estás en casa y necesitan a alguien que cuide de ellos cuando te vas de viaje.

  • Pueden realizar destrozos en tu hogar y dejarán pelos por todas partes. También pueden ser molestos para otras personas y familiares o amigos pueden ser alérgicos a ellos.

  • Algunos animales pueden escaparse y no volver.

  • Los animales sin esterilizar marcan el territorio. Las hembras manchan durante el celo y debes ocuparte de su método anticonceptivo.

  • En caso de adoptar un perro; algunos ladran mucho, muerden o babean, necesitan salir de paseo (tres veces al día como mínimo) y tú deberás recoger sus excrementos.

  • En caso de adoptar un gato; los gatos arañan y muerden, las gatas maúllan durante el celo y tratan de escaparse.

  • Algún día, tu perro o gato morirá.

Recuerda todas estas cosas y, si alguna de ellas te preocupa o no crees que puedas llevarla a cabo, tal vez adoptar no sea la mejor opción para ti. Por suerte hay muchas formas diferentes de colaborar.

En el caso de que estés de acuerdo: ¡ADOPTA EN UNA PROTECTORA Y SALVARÁS DOS VIDAS: LA DEL ANIMAL QUE ADOPTAS Y LA DEL QUE ENTRA DE LA CALLE PARA OCUPAR SU LUGAR!

Tengo niños en casa ¿debería adoptar?

Un niño nunca es un problema a la hora de adoptar, siempre y cuando lo hagamos con cabeza.

La mayor preocupación de los padres a la hora de incorporar un nuevo miembro a su familia es si este hará daño a su hijo, por lo que suelen elegir adoptar un cachorro, lo que es un error muy común. Porque el cachorro, aunque sin maldad, sólo sabe jugar como lo haría con otro cachorro (usando sus garras y dientes), y probablemente el juego con tú hijo acabará convirtiéndose en regañinas y llantos.

En estos casos, la mejor opción es adoptar un adulto que sepamos que se lleva bien con niños. Pues los adultos, además de controlar su fuerza, son más pacientes y no reaccionarán de forma negativa a los gritos o agarres del niño.

Otro de los errores a la hora de juntar animales y niños es dejar que el pequeño elija al animal. La elección de tu perro o gato debe ser hecha por un adulto que conozca las necesidades de la familia y que entienda la responsabilidad que el animal supone para él.

¿Puedo adoptar si vivo fuera de España?

¡Claro! Muchos de nuestros animales están felizmente adoptados en otros países como Francia, Alemania, Inglaterra, etc.

El proceso de adopción es similar al que realizamos cuando la adopción es en España, la diferencia está en el coste añadido de enviar al animal (si es que el adoptante no puede venir a recogerlo) y en los permisos especiales que pueda necesitar (pasaporte, análisis, etc.).

Consúltanos en aradopciones@gmail.com.

Quiero adoptar ¿adulto o cachorro?

Conocemos perfectamente el carácter del animal, por lo que en la protectora os informaremos del peludo que más se adapte a vuestro estilo de vida y hogar.

VENTAJAS DE ADOPTAR UN ADULTO

  • Los cachorros son más solicitados, es por esto que tal vez no puedas adoptar el animal del que te has enamorado porque otra familia ya lo ha elegido. Esto rara vez ocurre con los adultos mestizos, los grandes olvidados.

  • Conocemos su tamaño definitivo, sin sorpresas.

  • La adaptación de animales adoptados a partir de un año es muy rápida y fácil (incluidas las normas básicas de disciplina, hábitos y costumbres de su nuevo hogar). Esto es porque han madurado y asimilan con más rapidez el proceso de adiestramiento; evitando así los destrozos lógicos de adoptar a un cachorro que necesita juguetear y aprender a hacer sus necesidades fuera de casa.

  • El aprendizaje va ligado al instinto de juego y no se pierde dicho instinto hasta muy avanzada edad, por lo que para la adopción debemos guiarnos por el carácter del animal y su adecuación a nuestro estilo de vida.

  • La capacidad de agradecimiento y cariño de sus nuevos compañeros es enorme demostrando además, si ha sido adoptado tras un abandono, un amor y fidelidad sin límites.

  • En caso de que tengan edad muy avanzada, siempre nos quedaremos con la gran satisfacción de saber que nuestro compañero ha pasado los mejores años de su vida gracias a nuestra loable acción de adoptarlo. La adopción de adultos y, de abuelos especialmente, es más complicada y tal vez seas tú su única oportunidad de encontrar un hogar.

¿Puedo conocer al animal antes de adoptarlo?

¡Por supuesto! En Animales Rioja creemos que lo ideal antes de adoptar es que os conozcáis en persona, al fin y al cabo vas a pasar los próximos años juntos y es una decisión muy importante.

Lo único que pedimos es que antes de la visita revises los pasos de adopción y rellenes el cuestionario, de este modo nos evitamos confusiones e irás al refugio con una idea más clara de la adopción.

¿Por qué la asociación quiere hacerme un cuestionario y visitarme?

Estos pasos se exigen a todo el mundo, ya que casi la totalidad de nuestros animales son abandonados (algunos en más de una ocasión) y muchos de ellos maltratados, por lo que procuramos asegurarnos bien de encontrar una buena familia para que el animal no vuelva a sufrir.

Creemos, por tanto, que es más que comprensible los requisitos de este cuestionario para su evaluación por parte de la asociación.

¿Cuánto tiempo tengo que esperar para tener al animal en casa?

Lo menos posible. Nuestro principal interés es que el animal pase el menor tiempo en el refugio. En todo caso dependerá de la disponibilidad de los voluntarios por lo que tendremos que tener paciencia y ser comprensivos si la adopción tarda varios días más de lo esperado.

Recuerda que vas a disfrutar del animal toda su vida, no tengas prisa y vive la experiencia tan preciosa que es adoptar.

¿Tienes una idea?

Hay muchas maneras de ayudar a los animales: difundiendo, concienciando, recaudando… Nosotros  lanzamos diferentes campañas y proyectos con los que buscamos cambiar las cosas.

Si tienes una idea sobre algún proyecto que podamos realizar, queremos escucharla. Todas las propuestas serán analizadas y, si son factibles, serán puestas en marcha. Además, si te interesa, puedes participar como voluntario en ella.

Tu idea puede significar la diferencia entre la vida y la muerte para un animal.

No lo dudes, ¡Ponte en contacto con nosotros!

Cómo denunciar el maltrato animal

Miles de animales son maltratados cada año. Ellos no pueden defenderse por sí mismos, pero tú puedes ayudarles. Si eres testigo de maltrato animal; denúncialo.

HECHOS QUE PUEDEN SER DENUNCIADOS

El maltrato de un animal abarca mucho más que el abandono o a la violencia física (golpes, vejaciones, peleas organizadas, etc). Los malos tratos incluyen; transportes inapropiados, mantener a animales en condiciones higiénico-sanitarias deficientes, en estado de malnutrición, instalaciones inadecuadas o con dificultades para su movilidad (encerrados, atados, encadenados…) y/o sin brindarles atención veterinaria cuando presentan signos de enfermedad.
Un maltrato evidente consiste igualmente en la cría y venta de cachorros sin licencia por particulares, ya que esto no sólo es un fraude fiscal, sino que además es una de las principales causas de la superpoblación y abandono de animales en nuestro país.
En resumen, un animal es maltratado cuando no son cubiertas sus necesidades etológicas; es decir, las necesidades que su especie precisa para desarrollarse y tener una vida plena.
Además, como animales sociales que son, necesitan compañía, sentirse integrados en su familia humana, pasear, jugar… Si se les niega el cariño o se les mantiene aislados, no están siendo bien tratados, con las consecuentes carencias que les provocan sufrimiento y merman su calidad de vida.

¿CÓMO PUEDO DENUNCIAR?

Cualquier persona puede denunciar sin tener una formación jurídica. Aquí os explicamos cómo tramitar una denuncia según el tipo de infracción de que se trate.

Recoger datos y pruebas:

A la hora de interponer una denuncia, es importante hacerlo por escrito, con una descripción detallada y exacta de los hechos que no omita ningún dato relevante. Siempre debe apoyarse la denuncia con la mayor cantidad posible de pruebas e información sobre la situación del animal (fotografías, vídeos, testimonios de testigos…).

La mejor forma de obtenerlas es llamando a la Guardia Civil SEPRONA (llamando al teléfono gratuito 062) para se personen en el lugar de los hechos y levanten un acta. Este acta tiene valor probatorio y simplifica notablemente la instrucción del expediente. 

Si el SEPRONA se encuentra en otra actuación y no puede acudir en ese momento, nosotros mismos podemos tomar los datos y las pruebas para aportarlos a la posterior denuncia.

Algunos de los datos básicos a recoger son:

- Lugar donde se producen el maltrato.

- Fecha y hora exacta.

- Nombre y dirección del denunciado (si no se conocen, cualquier información que pueda facilitar su identificación posterior por las fuerzas de seguridad).

- Nombre y dirección de los testigos, si los hubiera.

- Descripción pormenorizada de los hechos.

- Material audiovisual; imágenes donde aparezca la fecha, o vídeos (donde aparezcan fecha y hora sobreimpresos en la grabación) que comiencen filmando un periódico de ese día y, sin dejar de grabar, registren el hecho que se quiere denunciar. Si el maltrato es continuado, se deben filmar varios días para demostrarlo.

- Documentos: actas, informes veterinarios, publicidad (si es un negocio), etc…

- Si es posible, tener presentes las leyes/normas que consideras vulneradas para aportarlas a la denuncia.

NECESITO AYUDA

Si quieres denunciar un caso de maltrato escribe a animalesrioja@gmail.com e intentaremos ayudarte en todo lo que podamos.

Para más información, revise el siguiente artículo. 

He encontrado un animal abandonado ¿qué hago?

En primer lugar, debes comprender que ese animal no puede quedarse en la calle, ya que los riesgos para él son innumerables (atropellos, embarazos no deseados, peleas, robos, agresiones…). Si encuentras un animal párate a socorrerlo, él necesita tú ayuda.
Con los siguientes puntos pretendemos hacer una GUÍA DE ACTUACIÓN sencilla para que quién se encuentre un animal sepa que hacer para ayudarlo:

Llevarlo al veterinario más cercano para comprobar si tiene chip. Este servicio es gratuito, por lo que no deberían cobraros nada por él (a no ser que sea urgencia, entonces dependerá del veterinario).

- Tiene chip; el veterinario será el responsable de intentar contactar con los propietarios.

- Si no tiene chip, pasa al siguiente punto.

En caso de que no tenga chip o no puedas llevarlo a un veterinario, deberías conocer la siguiente información para que tomes la decisión que creas más oportuna. Tenemos diferentes opciones:

1. Llamar a la perrera “Centro de Acogida de Animales o CAA”. Depende del convenio que tenga dicha perrera con el ayuntamiento de la localidad (puede ser gratuito o no). Tener en cuenta que, a no ser que acerques el animal a la perrera, los laceros tardarán  en llegar. Esta opción también es válida porque, si tiene chip, pueden leerlo y contactar con la familia. Debes saber que, por mucho que digan, la perrera mantendrán al animal durante unos días (al menos en La Rioja) y después de este plazo pasará a la lista de animales en riesgo de sacrificio. Esta es la web de la perrera de Logroño, donde encontrarás sus datos de contacto.

2. Llamar a la Policía Local o Guardia Civil. En la mayoría de los casos, no tienen lector de chip. Deberían encargarse de cuidar al animal hasta que llegue la perrera, pero no suelen hacerlo pues no disponen de recinto habilitado para tal fin. Ésta es también la opción a elegir en caso de que el animal no se deje coger o de que suponga un riesgo para su propia vida o la de otras personas (por ejemplo, si va corriendo por la carretera).

3. Contactar con una protectora. Aunque a priori parezca la opción más correcta, no siempre lo es. La gran mayoría de refugios están desbordados y no pueden hacerse cargo del animal (por su espacio limitado y/o recursos escasos, etc.). Por ello, normalmente, una protectora preferirá rescatar un animal de la perrera en riesgo de sacrificio antes que otro que aún no ha entrado en la perrera. Esos días de diferencia pueden parecer pocos, pero son cruciales cuando la vida de los animales depende del día a día.

4. Acogerlo; contactar con una protectora para ayude con la difusión y, si es posible, con los gastos veterinarios pero cuidándolo tú hasta que sea adoptado. Esto no implica necesariamente que sea en tu casa, siempre que el animal esté en buenas manos (casa de un familiar, amigo o una residencia canina de la que te hagas cargo). Si decides mantenerlo en acogida, tendrás que ponerle chip, vacunarlo (el chip y la vacuna antirrábica están exigidas por ley), desparasitarlo (interna y externamente) y, muy recomendable, esterilizarlo. Es importante que, además de la protectora, tú también divulgues (vía e-mail, redes sociales, carteles, etc.), así la difusión abarcará a más personas. Para llevarla acabo, tendrás que armarte de paciencia y aportar datos y fotografías.

Existen varias webs y perfiles de redes sociales, que están destinadas a la búsqueda de perros perdidos, como por ejemplo:

- Animales perdidos y encontrados en España

- PetAlert - Centro Nacional de Búsqueda de mascotas perdidas y encontradas.

- Se busca España

- Me buscan

A pesar de poner todo tu esfuerzo en encontrar a la familia del peludo, es muy posible que no se consiga contactar con ellos o que haya sido abandonado. En este caso, existen dos posibilidades:

- Buscarle una nueva familia. Esto puedes realizarlo mediante redes sociales, anuncios varios, carteles, correos, whatsapp, etc.
- Adoptarlo. Si decides quedártelo, recomendamos cumplir los siguientes puntos:

  1. Llevarlo al veterinario para que le coloquen el chip, lo vacunen, desparasiten (tanto interna como externa), esterilicen (si no lo está) y atiendan todas las necesidades fisiológicas del animal. Puedes pedir a una protectora que te ayude con estos costes adoptándolo a través de la misma.
  2. Debes asegurarte de que esta abandonado y que no será reclamado; ya que, por ejemplo, en zonas rurales sin riesgo de atropello, los animales muchas veces viven libres, entrando y saliendo de casa a sus anchas. Además, en la mayoría de los casos, estos no llevan chip (a pesar de ser obligatorio). Para asegurarte, puedes comprobar si tiene un aspecto saludable, preguntar a los vecinos u observar unos días sus hábitos.

En el caso de que corra peligro la vida del animal en su situación actual, debes cogerlo (siempre con mucho cuidado para no asustarlo, ya que podría salir corriendo y tener algún tipo de percance). Si te es imposible acceder al animal, debes llamar al 112; el animal podría morir o provocar un accidente en el que se arriesgue la vida más personas.

Por desgracia, en la vida real es mucho más complicado y que no todas las situaciones son fáciles de resolver, pero esperamos que esta guía os ayude a tener las ideas más claras y a elegir la opción más adecuada.

Y recuerda, si conoces a alguien que abandone a un animal; DENUNCIA, ya que está penado por la ley y es la única forma de poder cambiar las cosas.

Contacto

Para cualquier otra consulta puedes rellenar el formulario de contacto o llamarnos a nuestro teléfono: